Escrito por Estefanía Asensio

¿Cómo llego de Uyuni a Iguazu? ¿Qué tour del Salar de Uyuni elegir? ¿Qué parte de las Cataras de Iguazu visitar, la argentina o la brasileña? Aquí te explico todo lo que te hace falta así como mis consejos y recomendaciones para hacer este viaje inolvidable.

El pasado verano atravesé América del Sur de Perú a Brasil en autobús, pasando por países como Bolivia, Chile, Argentina y Paraguay. Era el medio más económico de viajar al ser tan caros los precios de los aviones en América del sur, pero también el más interesante para poder ir conociendo todo lo increíble que había en la ruta.

Sin duda, una de las partes que esperaba con más ansia era el tramo desde el Salar de Uyuni, en Bolivia, hasta las cataratas de Foz de Iguazu, en la frontera entre Argentina y Brasil que, como muchos muchas sabréis, son dos de las grandes joyas de la naturaleza que hay en el mundo.

Desde Uyuni, se puede llegar hasta Iguazu de dos formas:

  • A través de Bolivia y Paraguay. Hay que ir de Uyuni (pueblo, no el salar) hasta a Sucre (10h) y luego a Santa Cruz (14h) para después tomar un autobús hasta Asunción durante 24h. Allí, se toma un autobús hasta Ciudad del Este de 6h y otro de 1h30 a Puerto Iguazu. Aunque es una buena forma de ir conociendo las ciudades haciendo paradas, las condiciones de las carreteras de Bolivia son muy duras (las peores que he visto hasta ahora), con carreteras complicadas y autobuses en muy mal estado. Además, si haces el tour de Uyuni de 3 días (más abajo doy más información sobre este punto), tienes que desandar todo el camino desde la Reserva de Eduardo Avaroa hasta Uyuni pueblo, lo que supone otro medio día de ruta. Por todo ello, acabé descartando esta opción y busqué la segunda.
  • A través de Chile y Argentina (con parada opcional en Paraguay) en un trayecto mucho más tranquilo y con carreteras y autobuses como los argentinos mucho más seguros y fiables. Se sale de la frontera de Bolivia con Chile en el último día del tour de Uyuni hasta San Pedro de Atacama (2h30), de ahí a la ciudad de Salta, en Argentina (5h), y otro bus hasta Puerto Iguazu (22h).

El itinerario que hice  de un tramo al otro fue este:

Del Salar de Uyuni a las Cataratas de Iguazu


BOLIVIA: La Paz – Salar de Uyuni

El trayecto es de unas 12h. Todos los autobuses suelen salir alrededor de las 19h de la tarde y llegan sobre las 7h del día siguiente. Los precios oscilan entre los 80 (10 euros) y los 170 bolivianos (22 euros). Afortunadamente, el largo tramo que va desde la capital del país hasta Uyuni es totalmente plano y pasa a través del desierto, por lo que en este punto del viaje por fin pude olvidarme de los innumerables barrancos de Bolivia y no preocuparme tanto por el autobús. A lo hora de viajar en autobús, y más en carreteras como estas, siempre priorizo la seguridad por delante del precio, pero en esta ocasión, después de comparar entre las 3 o 4 compañías del terminal de la Paz y comprobar que el estado de los autobuses no era muy diferente entre ellos, compré el más barato.

Importante:

  • No te olvides de subir cosas de abrigo el autobús. La compañía ofrece mantas de forma gratuita, pero no son suficientes. Así que coge chaquetas, bufandas, y todo lo que pueda abrigarte bien del frío.
  • Hay vendedores que suben al autobús ofreciendo comida, pero también es recomendable prever comida para todo el viaje.

Consejos:

  • Pide siempre que te enseñen una foto del verdadero bus en el que vas a viajar. Muchas veces no tiene nada que ver con las fotos de los carteles de las agencias o compañías. Así que antes de llevarte una desagradable sorpresa, insiste en que te muestren cómo es el autobús que estás comprando.
  • Lo mismo pasa con los servicios. Insiste y verifica los servicios que estás contratando como la wifi, la calefacción, los asientos, etc.
Una ventana al Salar de Uyuni…

Si quieres ver más fotos del Salar de Uyuni, haz clic aquí

BOLIVIA: Pueblo de Uyuni

Nada más salir del autobús, sobre las 7h de la mañana, vas a agradecer disponer de esa ropa de abrigo que tenías en el autobús. No importa que sea verano o invierno, las temperaturas aquí varían y suelen estar acompañadas de viento. Por muy cansado y dormido que estés, los vendedores del tour por Uyuni así como los dueños de los bares de la ciudad, van a venir a ofrerte precios del viaje y de desayunos. A mí se me acercaron varios y uno me ofreció a llevarme en coche sin ningún tipo de compromiso hasta a su agencia, al lado de la cual había un restaurante con buenos desayunos. Como estaba muy cansada ya no opuse mucha más resistencia y desayuné tranquilamente a la espera del inicio de los tours, que parten todos alrededor de las 10h/11h. Ya me había informado de que los tours de 3 días (el que más me interesaba a mí, un poco más abajo te explico todas las opciones) en el mismo Uyuni iban de los 650 (89 euros) a los 900 (123 euros) bolivianos. Después de bastante regatear, lo conseguí por 700 (95 euros).

Importante:

  • Llévate gafas, gorro, protector solar, unas buenas botas contra el frío, calcetines gruesos y ropa de abrigo.
  • Los tours incluyen desayuno, comida y cena pero no proporcionan nada durante el trayecto. Así que te aconsejo que lleves provisiones de agua y comida suficiente para la totalidad del tiempo del tour que elijas. A lo largo del tour pararéis en algunas tiendecitas de comida, pero no hay mucho donde elegir y los precios son más caros.

Consejo:

  • Si quieres empezar el tour de Uyuni antes de las 11h para aprovechar mejor el día, tienes que encontrar tu propio grupo para el tour (son de 6 personas) para ir directamente a la agencia. De lo contrario, te va a tocar esperar a que se llenen los jeeps.
  • Haz lo que sea para que no te toque sentarte en los asientos de la parte de atrás de lo jeeps. LO QUE SEA. Tú espalda (y todo tu cuerpo) van a agradecer salvarse de todos los baches de la ruta.

Los tours: ¿cuál elegir?

Hay tours de 1, 2 y 3 días por el Salar de Uyuni y el recorrido no suele variar demasiado entre las agencias. Aquí van los itinerarios para que puedas decidirte por el que más te guste o te convenga :

*TOUR 1 DÍA:

La ruta empieza en el Cementerio de trenes, pasa por el pueblo de sal de Colchani, los Ojos del Salar, el Salar de Uyuni, la Isla Incahuasi (o la Isla del Pescado, un lugar de cactus de miles de años de antigüedad), y acaba en el Hotel de sal para contemplar la puesta de sol.

*TOUR 2 DÍAS:

Se visita Colchani, el propio Salar de Uyuni, la Isla de Incahuasi, el volcán Tunupa, y noche en el Hotel de Sal. Al día siguiente se visita la Laguna de los Flamencos, el Cementerio de trenes y se regresa.

*TOUR 3 DÍAS:

Empieza en el Cementerio de trenes, volcán Tunupa, el Salar de Uyuni, la Isla Incahuasi, y se hace noche en un hotel de sal. Al día siguiente se visita el Valle de las Rocas, Laguna de los Flamencos, el Árbol de piedra, el Desierto de Dalí y la Laguna Colorada. La noche se pasa en un hotel cerca de la laguna, y se retoma al día siguiente para ver los Geiseres, bañarse en unas aguas termales (opcional) y ver la Laguna Blanca y la Laguna Verde.

En mi opinión, siempre que se tenga tiempo, la mejor opción es el tour de 3 días. A pesar de que el tercer día, si se regresa a Uyuni, es prácticamente todo de viaje de vuelta (cosa que no te explican en las agencias), es el único tour que permite ver más cosas y, sobre todo, no perderse las impresionantes lagunas de colores y los geiseres de la Reserva Natural Eduardo Avaroa. En lugar de volver al pueblo de Uyuni, puedes seguir el viaje hacia el Desierto de Atacama, en Chile, como hice yo y te explico más abajo.

Info útil:

  • Como siempre, es mejor contratar los tours lo más cerca posible del lugar donde se encuentran. Si compras un tour para el Salar de Uyuni en La Paz te va a salir mucho más caro que en el mismo pueblo de Uyuni. Así que no tengas prisa… te va a salir todo más barato y para esto no necesitas organizar nada con antelación.
  • Las duchas de agua caliente son de pago y no entran en el precio de los tours, cuesta 10 bolivianos por persona. Los baños públicos cobran 1 o 2 bolivianos. En cuanto llegues al hotel, intenta ser de los primeros en ducharse para que no se acabe el agua caliente que -creedme-  suele pasar.
  • Para los tours de más de un día, hay que saber que en el Hotel de Sal hay enchufes (primera noche) pero no en los hospedajes de la Reserva de Eduardo Avaroa (segunda noche)

Consejos:

  • Si el guía no os lo propone, pedidle ver el primer día el atardecer en el propio salar de Uyuni. Es ESPECTACULAR.
  • En la segunda noche, cerca de la Laguna Colorada, acércate hasta allí para ver el atardecer.

Si quieres ver más fotos de todos los tours, haz clic aquí


BOLIVIA: Salar de Uyuni – CHILE: Desierto de Atacama

En este punto, el tour da la opción de volver a Uyuni o, si tienes la intención como yo de seguir hacia el sur, dejarte en un autobús que cuesta 35 bolivianos (unos 4.5 euros) que te lleva a San Pedro de Atacama, en Chile. Pregunté si el precio era el mismo aunque no tomase el jeep de vuelta a Uyuni y fuese directamente a San Pedro tras la visita a las lagunas y me dijeron que sí. No sé si otras agencias rebajan un poco al tomar esta opción, aunque lo dudo porque no les conviene.

Había podido visitar todo lo que tiene que ofrecer el Desierto de Atacama dos meses antes en un viaje desde Perú, por lo que el único día que estuve en San Pedro de Atacama tan sólo me dediqué a descansar y a dar un tranquilo paseo por el pueblo tras el agotador tour por Uyuni. Pero si tienes la oportunidad no dejes de dedicar mínimo 3 o 4 días a conocer todas las maravillas de este desierto, considerado uno de los más bonitos del mundo y uno de los mejores lugares para observar las estrellas. Lugares como el Valle de la Muerte y de la Luna, las Lagunas Altiplánicas (Piedras Rojas), los Geiseres del Tatio, la Laguna Céjar y Miñiques, la Laguna Tebinquiche y Pukará de Quitor forman parte de los lugares más bonitos que he podido ver nunca y te recomiendo al 100% que no te los pierdas. Mucha gente, al llegar de Uyuni, opina que no tiene nada que ver en Atacama: un gran error. Es uno de los lugares que más me ha impactado en cuanto a naturaleza se refiere y es igual  (o más) bello que Uyuni. ¿El gran imprescindible? Para mí, la Laguna de Piedras Rojas.

El Salar de Piedras Rojas
El Salar de Piedras Rojas
Valle de la Muerte

Para ver todas las fotos de Atacama, haz clic aquí

Para leer mi experiencia en Atacama, haz clic aquí.


CHILE: Desierto de Atacama – ARGENTINA: Salta

En el terminal de autobuses de Atacama hay varias compañías que ofertan transporte hacia Argentina:

(Turbus tiene muy mala fama debido al alto número de accidentes que ocurren en esta compañía, así que no lo recomiendo.)

De San Pedro tomé un bus a Salta que me costó 12.000 pesos chilenos (15,90 €) y descansé una noche antes de alcanzar Puerto Iguazu.

Importante:

  • Ten cuidado cuando elijas tu pasaje a Salta en San Pedro. Decidí comprar un autobús que hacía parada 30 minutos en Jujuy y era más barato. Por una diferencia de media hora, me dije que valía la pena: un auténtico error. En la agencia me habían dicho que de Jujuy a Salta había una hora de trayecto, y cuando me subí al autobús el conductor me dijo que eran 2h30, que acabaron siendo casi 4h a causa de retrasos. Al final intentar ahorrar un poco me hizo perder mucho (¡mucho!) tiempo, así que asegúrate bien en la terminal y que no te engañen.

Catedral de Salta
Catedral de Salta – Argentina

SALTA:

Estuve un día en la ciudad y aproveché para descansar un poco tras el tour de Uyuni y dar un paseo tranquilamente por la Plaza 9 de julio, el punto central de la ciudad.  Además, Salta cuenta con el Tren a las nubes, uno de los tres ferrocarriles más altos del mundo que asciende por la cordillera de los Andes hasta una altura de 4.200 metros. Por falta de tiempo no pude subirme, pero me queda pendiente para la próxima.


ARGENTINA: Salta – Puerto Iguazu

El viaje más largo que he hecho nunca en autobús pero aproveché para descansar y disfrutar del increíble paisaje que se ve desde el autobús. Salí de Salta a las 15h y llegué a Puerto Iguazu 23 horas más tarde.

Reservé con la empresa Tigre Iguazu y el precio fue de 90 euros con dos escalas. No dan comida a bordo por lo que hay que llevar bastantes provisiones y mucha agua para estos tramos tan largos.

  • Salta a Resistencia: 12h
  • Resistencia – Posadas: 5h
  • Posadas-Puerto Iguazu: 6h

ARGENTINA: Puerto Iguazu – PARAGUAY: Ciudad del Este (opcional)

En mi caso no me quedé en Puerto Iguazu para visitar las cataratas. Iba a iba a alojarme en casa de unos amigos en Ciudad del Este, así que este tramo es opcional, tú puedes quedarte directamente en Puerto Iguazu y visitar las cataratas si quieres verlas desde ese lado, o tomar un ómnibus para ir al lado brasileño pero visitar Paraguay es algo que recomiendo al 100%.

Así que, en mi caso, al llegar a Argentina enseguida tomé un bus a Ciudad del Este en la misma estación. Pasan cada 30 minutos, tardan poco más de 1h (dependiendo del tráfico, yo tardé casi otra hora más) y cuestan 30 pesos argentinos (1,80 euros) 

Nunca había pensado en organizar un viaje a Paraguay. Confieso que nunca fue un lugar que llamase especialmente mi atención pero, como suele pasar, los viajes menos esperados  se convierten en las más bonitos. Aquí encontré una hospitalidad y una amabilidad de parte de sus gentes que no he visto en ningún otro lugar. Paraguay es considerado el “Pueblo más amable del Planeta” y doy fé de que es así. Os recomiendo que si estáis en Puerto Iguazu os deis una vuelta al menos un par de días por esta ciudad.

Yo vine aquí a visitar a unos buenos amigos, y no veo la hora de volver para conocer más a fondo el país. Pude descansar 5 días después de tanto movimiento y me vino genial para recargar pilas.

Por cierto, Ciudad del Este es mundialmente conocida por sus bajos precios (es el centro comercial más grande de sudamérica) y por albergar la mayor represa más grande de América y la segunda del mundo, Itaipú, que puede visitarse tanto por dentro como por fuera en los tours turísticos.

Represa de Itaipú - Ciudad del Este
Represa de Itaipú – Ciudad del Este, Paraguay
Una escuela de infantil a unas calles de la casa donde me alojaba

Lo que más recuerdo de Ciudad del Este, el color rojizo de sus calles
Lo que más recuerdo de Ciudad del Este, el color rojizo de sus calles

ARGENTINA: Cataratas de Iguazu

Me había informado mucho en internet para decidir cuál de las dos partes de las Cataratas quería ver. Es uno de los grandes dilemas con el que todos nos encontramos al planear este viaje: qué lado de las cataratas elegir, la parte brasileña en el estado de Paraná o la parte argentina de la provincia de Misiones. Hay que tener en cuenta que la parte brasileña cuenta con el 20% de las cataratas frente al 80% de la parte argentina, pero eso no desmerece la visita desde Brasil.

Personalmente, yo iba con la idea de conocer la parte brasileña pues algunos conocidos me habían comentado que se veían las cascadas desde abajo y que era mucho más económico que la parte argentina pero, como estaba visitando a unos amigos en Ciudad del Este y ellos ya habían ido en varias ocasiones a esa parte de las cataratas, decidimos ir todos a la argentina para que ellos pudiesen verlas desde un punto diferente. Así que al final, como pasa a menudo, los planes cambiaron por completo y pusimos rumbo a Argentina.

Al acabar nuestra visita ellos mismos me contaron que creían que la parte brasileña no es tan espectacular porque no se aprecian las cataratas en todo su conjunto. Por lo visto, sólo puedes acceder a una plataforma que está a un nivel más bajo y en la que acabas empapado mientras que en la parte argentina hay una vista mucho más panorámica del conjunto.

Aquí te dejo una tabla comparativa para ayudarte a decidirte:

BrasilArgentina
Precio

40,80 reales

(9,50 euros)

260 pesos

(18 euros)

Horario9h a 17h8 a 18h (última entrada 16h30)
Transporte dentro del parque

Omnibus panorámico

(Incluido en el precio)

Tren ecológico

(Incluido en el precio)

VistasDesde abajoPanorámicas
Otros

– Sólo se acepta el pago en efectivo y en pesos argentinos.

–  Hay taquillas en la entrada para dejar las cosas.

Al llegar allí, lo primero que hay que hacer es coger dos trenecitos que te llevan hasta la larguísima pasarela que te conduce directo a las cataratas y las colas para subirse suelen ser un son largas. Hay coatíes que se encuentran paseándose entre la gente, buscando algún resto de comida de las tiendas de souvenirs.

Cuando llegué a la entrada, me sorprendió la cantidad de mariposas que revoloteban a nuestro alrededor. Jamás había visto tantas juntas ni tampoco de tantos colores, posándose tranquilamente en nuestras manos y brazos.  A lo largo del camino se ve el caudal del río, con tortugas apostadas en las rocas que sobresalen del agua.

Y, al fin, llegas a la Garganta del Diablo y el sentimiento es sobrecogedor. Y es que no me abarcaba la vista para ver las cataratas en su conjunto, prácticamente tenía que girar la cabeza de izquierda a derecha 180º para poder verlas en su totalidad.

La increíble Garganta del Diablo – Cataratas de Iguazu, Argentina

Info útil:

  • La entrada sólo se permite bajo presentación de un documento oficial de identidad.
  • En la parte de Brasil, comprar los tickets por internet te ahorra las colas en las taquillas, aunque la entrada es más cara: 57 reales (13,20 €)
  • En la parte de Argentina ofrecen otros tours con un costo aparte, como paseos en lanchas para visitar las cascadas u otros más tranquilos por las islas del Río, y tours en coches por los alrededores de las selva y, por último, safaris en 4×4.
  • Y la atracción estrella: sobrevolar las cataratas en helicóptero. Al igual que en Río de Janeiro, reservar uno de estos tours es sin duda una de las cosas que me quedan pendientes.
  • En esta misma parte también ofrecen un descuento del 50% en el segundo día de visita, por si quieres volver a ver las cataratas una segunda vez o entrar para hacer alguno de los otros tours.

Ante cualquier otra duda, puedes visitar las webs oficiales de ambos países:

www.iguazuargentina.com

www.cataratasdoiguacu.com.br

Si te queda dudas o te has decidido a visitar las dos partes de las cataratas, no te preocupes. Para ello tendrás que ir al centro de Puerto Iguazu y tomar un autobús que tarda entre 15 y 30 minutos. Entre medias tienes que parar en el control fronterizo, sellar tu pasaporte y tomar el siguiente bus sin volver a pagar el billete. Si lo prefieres, también hay tours en internet que ofrecen visitar ambas caras.


–> Si te has quedado con ganas de más, mi viaje fue mucho más largo (Desde el sur de Perú hasta el norte de Brasil), y puedes leerlo todo aquí por si también quieres visitar más.


Si has hecho este trayecto y tienes alguna otra recomendación, ¡no dudes en comentar aquí abajo! Si aún no has pasado por aquí, ¿a qué estás esperando?

Historias relacionadas