Escrito por Estefanía Asensio

¿Has encontrado alguna vez un lugar en el que quedarte para siempre? ¿Has llegado a sentir devoción por un pedacito del mundo? No sabemos si son los más bonitos, pero lo que sí que podemos afirmarte es que estos son algunos de los sitios más especiales que hemos visto durante nuestros viajes alrededor del globo. 8 bloggers de viajes y yo nos hemos reunido para contarte en este artículo cuales son nuestros lugares secretos, esos a los que siempre volveríamos para que nos hiciesen temblar de emoción de nuevo. ¡Esperamos que os gusten!


Rocío de El mundo tras mi cristal –> La aldea de Ban Na – Laos

Una de las experiencias más gratificantes y auténticas que he tenido nunca fue pasar unos días en Navidad en Ban Na, una pequeña aldea de Laos en la que nadie para. Tuve la oportunidad de convivir con una familia, relacionarme con la gente local como una más, ir al colegio, ver tribus que todavía habitan allí o aprender a cocinar. Un lugar mágico donde solo oirás el curso del río, los pajaritos o las ranas y te sentirás como en casa. Vivir esta experiencia, gracias al destino, hizo que entendiese como la felicidad solo depende de uno mismo y no de las cosas materiales que albergues en tu vida. Todo está dentro de ti.


Miguel y Pepe de Mi Mondo Express  –> Sirmione, Lago de Garda – Italia

Poco sabíamos de Sirmione cuando un amigo italiano nos recogió en Verona y nos llevó a lo que él consideraba uno de los lugares más bonitos del norte de Italia: Sirmione, un pequeño pueblo medieval cuyo casco histórico penetra, en forma de península, en el lago más grande Italia, el Lago de Garda. Bien merece la pena perderse por sus estrechas callejuelas, entrar en Rocca Scaligera (su particular casillo medieval), probar sus fuentes termales o darse un chapuzón en el lago. Para nosotros, esta inesperada excursión a Sirmione se convirtió en uno de los sitios más especiales de nuestro viaje a Italia. Una antigua ciudad feudal donde dar riendas suelta a tu imaginación y disfrutar de la naturaleza en todo su esplendor. Sirmione supuso un giro en nuestro viaje a Italia. Con ciudades de renombre en nuestro itinerario, nos hizo pensar que, a veces, los lugares más especiales son aquellos que ni siquiera conocemos. No te limites a lo ya escrito. El mundo es mucho más que eso.

Sirmione

Sirmione, Lago de Garda, Italia


Pablo de Retratos de un viaje –> Con Dao – Vietnam

A 230 Kilómetros al sur de Ho Chi Minh se encuentra el archipiélago de Con Dao. La isla principal, la más grande, puede ser recorrida en moto en menos de una hora. La selva inunda la totalidad de las islas llegando prácticamente hasta sus espectaculares costas. Durante la semana que estuve allí solo me encontré con un grupo de turistas que fueron por recomendación de un local, como también fue mi caso. Disfrutar de una calma absoluta, playas vacías y de un pueblo 100% Vietnamita es todo un placer, sin duda unos de mis lugares favoritos de Vietnam.


Karla de Mi mochila y yo –> La Montaña Phu Lanka – Tailandia

Tailandia es un destino bastante turístico, puede resultar frustrante para algunos viajeros que quieren desconectarse y conocer más lugares únicos. Phu Lanka es un destino aún desconocido por muchos y que tiene mucho por ofrecer. Cerca a la frontera con Laos y con solo dos guesthouses, esta hermosa montaña busca deleitar a todo espectador con su tremenda belleza. Este destino es ideal si deseas escapar de la ruta turística, yo no pude evitar sentirme privilegiada de encontrar algo así y solo para mí. Phu Langka es mágica. Por algo los locales la llaman “Magic Mountain”. Todos los días, muy temprano, su montaña ofrece un show natural y encantador donde las nubes y los rayos sol son cómplices y nos hacen dejar de lado el celular y vivir en el presente.


 Carmen de Un Mundo Alrededor –> Varanasi – India

Benarés o Varanasi, como muchos otros llaman a esta Santa Ciudad, es uno de los lugares más impactantes que visité en este mundo. Situado en un país tan increíble y exótico como es la India, todo el que quiera vivir una experiencia única debería visitar esta ciudad. Un lugar donde te encontrarás con la muerte en estado puro, donde sentirás como viven ellos el ciclo de la reencarnación y te darás cuenta de que la muerte es un paso más en nuestra vida. Leí tanto sobre este lugar que sentía una enorme curiosidad por vivirlo todo en primera persona y cuando lo hice durante 4 días, empecé a comprender muchas cosas que no entendí nada más llegar. Recuerdo mis primeros pasos por esos callejones llenos de moribundos que fueron terriblemente impactantes, pero más tarde comencé a vivir la esencia del lugar de otra forma. Benarés es una ciudad llena de gats (crematorios) a orillas del rio Ganges por donde transcurren unas enormes escalinatas llenas de multitud que van a rezar y ofrecer sus ofrendas. Un lugar mágico con un ambiente digno de ver y sentir. Siempre pensaré que Benarés es una ciudad que te cruje por dentro y que te hace pensar muchas cosas sobfre la muerte. Así que por mucho que quieras imaginarte este lugar, jamás podrás acercarte a lo que se siente, se ve y se vive allí a no ser que decidas ir. Estoy segura de que algún día volveré.


Lucía y Borja de Proyecto Pandora –> Sinaí – Panamá

Sinaí es una aldea indígena en la profunda selva del Darien panameño donde cohabitan las etnias wounaan y emberá. Los colores de sus ropajes y abalorios unidos a las magnificas pinturas geométricas con las que decoran su cuerpo te trasladan a un mundo primitivo y aislado de la aparente globalización. El dificultoso camino a realizar para alcanzar dicho lugar, lo convierte en algo mágico y único. Poco importa el sofocante calor, la humedad extrema o los mosquitos morrongoi, que te devoran desde que pones tus pies en esta selva. El paraíso tiene distintos nombres y localizaciones, pero este, se encuentra en Panamá.


Paula y Pedro de Con botas y mochila –> la Gran Roca de Sigiriya – Sri Lanka

Alzándose casi 200 metros sobre las selváticas llanuras de su entorno, la Gran Roca de Sigiriya es uno de los 7 lugares de Sri Lanka considerados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Atreverse a subir sus empinadas escaleras nos descubrirá los vestigios de una antigua civilización. Desde su terraza superior uno puede retrotraerse a otras épocas mientras disfruta de unas vistas inconmensurables. Un lugar a descubrir en un país que nadie debería perderse. Poder contemplar desde la cima la extensa selva, boquiabiertos durante un buen rato, hizo de este lugar el más mágico y especial de Sri Lanka.


David de Impulso Viajero –> Arembepe, Salvador de Bahía – Brasil

Mi lugar es Arembepe una comunidad hippie en Brasil.  La descubrí porque aparece en algunas guías de viaje pero a pesar de eso está sin explotar. Llegué en una bici que me prestaron porque mi mochila pesaba mucho como para llegar andando. No mucha gente la visita. Quizás porque dormí en una habitación pequeña, un colchón en una cama de ladrillo, sin luz eléctrica y ducha fría. Mi única distracción era el ruido de mis pensamientos y algunos insectos que querían pasar la noche conmigo, pero a pesar de todo ese lugar era mágico y por eso este año pienso volver después de casi 10 años.

Este lugar es especial para mi porque es donde descubrí el verdadero espíritu hippie y mochilero que me encontré en un viaje por Brasil que duraría 3 semanas y al final replanteándome las cosas me hizo quedarme 4 meses. Sus playas son maravillosas y cerca pude ver varios nidos de huevos de tortuga marina. Pero principalmente me gustó este lugar por las personas, que estaban de paso como yo, eran bondadosas, alegres y con mucha energía positiva. Por todo ello, volvería para poder celebrar que ese fue uno de los momentos donde me replanteé ser un nómada y que ahora lo estoy consiguiendo día a día.

Viajando en prosa –> La Isla de Kanawa – Parque Nacional de Komodo, Indonesia

Cuando llegué al Parque Nacional de Komodo, mi última parada en un viaje de un mes en Indonesia, sabía que había aterrizado en un lugar mágico, pero aún no tenía ni idea de hasta qué punto es único en el mundo. Pasé dos días a bordo de Dede Putra, el barco con el que surqué el mar de Suva en compañía de gente extraordinaria: dos buenos amigos que hice en la ruta, gente que conocí a bordo y Fadi y Amin, los dos mejores capitanes que podríamos haber tenido. Durante todo el tiempo que duró este viaje pasamos por paisajes espectaculares, nadamos con raya-mantas, asistimos a atardeceres increíbles a bordo del barco, dormimos contemplando las estrellas… y nos bañamos en las playas más bonitas que he visto jamás. ¿Lo mejor de todo? Que lo hicimos sin nadie más alrededor y con la única compañía de miles de peces de colores, rayas pequeñitas y alguna que otra tortuga. Podría nombraros cualquier isla de las que recorrimos esos dos días, pero la que más me fascinó fue la de Kanawa, donde pude disfrutar de una playa cuyo color turquesa se perdía en el horizonte. No concebía que algo así existiese en el mundo pero, sobre todo, que fuese un lugar tan apacible y sin turismo. Sin duda, esta es mi playa favorita de todos mis viajes, uno de mis lugares imprescindibles en Asia y, desde luego, mi pequeño paraíso en el mundo.


¿Y tú? ¿Cuál es tu lugar especial en el mundo?

Historias relacionadas