Escrito por Estefanía Asensio

Hace años que sueño con conocer esta parte del mundo y hoy por fin puedo decirlo: mañana, 4 de julio, me voy sola diez semanas a empaparme de esos lugares, a caminar lento, a conocer nuevos mundos, a descubrir ideas, a escribir sensaciones y pensamientos…

Me voy diez semanas a… vivir.

Vale, vale, ya lo suelto: durante las próximas semanas voy a estar recorriendo el sudeste asiático en solitario. ¡Síiiiiii! Es un viaje con el que llevaba años soñando y estoy muy feliz al pensar que voy a hacerlo sola, mezclándome con la gente y empapándome de los lugares… sin prisas.

En la gran mayoría de las ciudades voy a alojarme en casa de gente local y es que es justamente eso lo que busco en este viaje: entrar en contacto con la gente y aprender todo lo que pueda de su forma de vida y costumbres.

Y, cómo no, ¡plasmaré todo lo que me ocurra y lo que me inspire en el blog!

Tengo ganas de ver tantas cosas que he intentado tomármelo con un poco de calma y visitar los lugares que voy a conocer con tranquilidad a pesar de querer abarcar tanto en estas diez semanas. (Sí, ¡soy una ansiosa!) No sé si lo he conseguido mucho pero teniendo en cuenta de que la idea que tenía en la cabeza incluía muchos más sitios, estoy contenta con mi gran esfuerzo de síntesis viajera. 😀 Este es mi planning de ruta, aunque durante el camino es posible que vaya cambiando algunas cosas en función de qué o quién me encuentre en el trayecto:

Tailandia: Bangkok, Ayutthaya, Chiang Rai, Pai, Chiang Mai, Koh Lipe

Camboya: Angkor, Siem Reap, Phnom Penh

Vietnam: Ho Chi Minh, Hanoi, Bahía de Halong, Tam Coc, Sapa

Myanmar: Yangon, Bagán, Mandalay

Singapur: capital

Malasia: Kuala Lumpur


Hace tanto tiempo que deseaba emprender este viaje que aún no me creo que vaya a hacerse realidad en las próximas horas. Me compré el billete hace tres semanas y me levanto cada día pensando en él. Estoy deseando probar todos los platos, contemplar los arrozales de Vietnam, hablar con la gente, visitar los templos de Camboya en bici, pasearme con los pies descalzos por las playas de Tailandia, perderme por las pagodas de Myanmar, y disfrutar con todas las personas maravillosas que, seguro, conozco en el camino.

Si te apetece ver y leer todo lo que voy a hacer durante este viaje, voy a ir actualizando regularmente el blog con nuevas historias y publicando los mejores momentos en facebook e instagram

Por cierto, ¡se aceptan todo tipo de sugerencias/lugares/visitas/platos que no pueda perderme en el sudeste asiático!

Nos vemos por aquí 🙂

Historias relacionadas